Salud

Llanto nocturno, no sacar al bebé de su cuna

Mother with Baby at Home

En ocasiones los mayores culpables de los trastornos de sueño de nuestros bebés somos los padres. Si bien reconozco que no es fácil pasar noches de desvelos y llantos, lo cierto es que el error más común, y el peor que podemos cometer, es el de pasarlo a la cama de la pareja.

El resultado suele ser instantáneo, el bebé en medio de los padres vuelve a dormir inmediatamente y puede llegar a hacerlo por más horas que nunca. Pero no pasarán muchas noches hasta que notemos la incomodidad que esta situación genera. Eso sin hablar de los inconvenientes que tendremos para devolverlo a su cuna.

Si acaso no lo habías pensado, déjame decirte que has abierto una gran compuerta de llantos y berrinches que deberás superar con paciencia y mucha fuerza  de voluntad.

Cuando entiendas que lo mejor es que tu bebé duerma en su cama o cuna, por miles de motivos entre ellos su propia seguridad, tendrás que ejercitarte en el duro manejo del auto control, ya que más de una vez estarás tentada de volverlo a traer contigo con tal de que ya no llore.

Lo que debes hacer es acercarte a su cuna, tocarlo y hablarle suavemente hasta que se tranquilice y se duerma, esto inicialmente puede suceder varias veces por noche. Con el paso de los días será suficiente con que le hables desde la puerta de su habitación. Y en un tiempo que te parecerá maravilloso habrás logrado que recupere el buen hábito del sueño nocturno.

Créeme, bien vale la pena el esfuerzo por lograrlo.