Salud

Llanto nocturno, no sacar al bebé de su cuna (II)

mujer-hijos-2371-1

Continuando con el tema planteado ayer, debemos admitir que nuestros deseos de un bebé recién nacido que duerma toda la noche suele ser algo más que utópico, ya que esto es prácticamente imposible.

Las causas que determinan estos períodos intermitentes de sueño, que pueden ser de varios minutos o de algunas horas indistintamente, son: principalmente una cuestión biológica, una necesidad de maduración del cerebro que desarrolla mecanismos que controlan el sueño; otra razón fundamental es la necesidad de alimentación, sobre todo si lo alimentamos con leche materna, nuestro hijo necesitará ser alimentado cada 2 o 3 horas.

Los expertos han determinado que recién a las 6 semanas de vida un peque recién nacido comienza a lograr algunas breves muestras de organización del sueño, logrando conciliarlo por períodos más largos por la noche, de hasta 5 horas en algunos casos.

Lo cierto es que el horario nocturno de sueño suele completarse alrededor de los 3 meses de vida, aunque nobleza obliga, son más los que aclaran que el 30 % de los bebés no duermen bien hasta pasado el año de vida. Lo que nos deja a un 70 % de bebés que a esa altura alcanzarán períodos de sueño de hasta 9 horas.

Una maravilla, claro… si no te toca justo un bebé de la franja del 30 %. ;)