Alimentación

Las verduras en la alimentación del niño

Healthy eating

Las verduras siempre han sido el alimento que por excelencia los niños rechazan, una gran lucha para muchas mamás, las cuales siempre han sabido que es uno de los alimentos más básicos para el organismo y que sus niños las necesitan para su buen crecimiento y desarrollo.

Para conseguir que los más pequeños se sientan atraídos por esto platos hay que utilizar un poco de imaginación y buen gusto. Estos son algunos de los trucos que nos pueden ayudar:

  • la presentación del plato ha de tener una forma divertida, para ello sus ingredientes deben causar atractivo por medio del color, formar dibujos… se debe conseguir llamar la atención del niño para que se olvide de que el plato en cuestión tiene en su contenido verduras
  • las verduras han de ser variadas todas las semanas, es decir, no caer en la rutina de un mismo alimento. Tampoco cocinarlas siempre de la misma manera. Hay muchas formas de tomar verduras: guisada, frita, salteada… en el interior de la pasta, en guarnición, con arroz, al horno…
  • las recetas han de ser originales. Si queremos que un plato resulte atractivo se ha de realizar el esfuerzo de innovar. España es un país rico en alimentos y esto facilita la variedad de la cocina. Imagina… ¿unas espinacas en la ensalada o un pastel de espinacas?, siempre será más atractivo este último, sobre todo para un niño
  • la verdura también se puede disfrazar e ir de incógnito. Por ejemplo si al niño le gusta la pasta, un buen condimento es rallas de forma muy fina la verdura para que sin verse le aporte la gran cantidad de nutrientes a su plato favorito
  • cortar la verdura de forma original también tiene un buen resultado. Hacer de los platos dibujos curiosos formando muñequitos o caras es una forma divertida de alimentarse, incluso dejando que los más pequeños participen en ello.