Educación

Las pequerespuestas, motivo de silencio adulto

123

 Las maneras en la que los peques de expresar los sentimientos y emociones son variadas, una de ellas en la etapa de la pre-adolescencia son las respuestas. Mediante ellas manifiestan la disconformidad que tienen en este momento de su desarrollo, la rebeldía a veces suele intensificar esta actitud y potenciar las “caras largas”.

Entonces el adultos actúa como si esas respuestas fueran una provocación a sus propuestas y eso no es favorable a ninguna de las partes (peque, adolescentes o adulto) porque el bienestar se ve afectado perdiendo la tranquilidad del hogar y quebrándose si se reacciona en lugar de accionar. El nacimiento de un hermano, la separación de los padres, cambio de colegio, mudanza de una ciudad a otra entre otras producen en el peque un malestar y hasta a veces puede sentir que “necesita defenderse” … y lo exterioriza como puede.

Cuando tu hijo es pequeño (menor de tres años) muchas veces las conductas “agresivas” (morder, empujar, pegar) son manifestaciones de no poder expresar y/o controlar los impulsosy como no sabe o no puede canalizarlo “como socialmente debe” sus enfados son caprichos o gritos. Como en esta etapa esta formando aquello que la psicología llama el “yo” puede que te responda que no y luego acepte tu propuesta; es decir, no refiere en el momento que le hablas y si posteriormente porque es su momento.

A medida que crece la palabra “no” se convierte en una evidencia de disconformidad porque cree que de esa manera manifiesta autonomía, esto es una vez que tiene hábitos de vida adquiridos e incorporados. Puede haber excusas, portazos, quejas, refunfuños, protestas de mil maneras … en todas está dicíendote basta de límites, respira profundo y ofrécele propuestas de negociación nunca amenazes pues así lo agredes.