Salud

Las enfermedades eruptivas

Día mundial de la psoriasis

Este tipo de emfermedades son las que más asustan y alarman a los padres sobre todo cuando trabajan, porque en las guarderias no reciben a los peques en este estado. Pero una de las razones primordiales es que les ocasionan a ellos molestias físicas y cambios en su estado de ánimo.

Aparecen de manera repentina en el cuero cabelludo, espalda, planta de lo pies y según las abuelas en la parte externa del abdomen; como manchas, granos o ronchas con agua que les provocan mucha picazón. Todas son contagiosas y clásicas de la primera “tierna” infancia, son simples y casi siempre molestas.

Alguna de ellas son: escarlatina (erupción como la piel de gallina y debe medicarse), sarampión (brotes con fiebre altísima y en ciertas ocasiones catarro), varicela (similar a la anterior con la característica que las ampollas tienen agua adentro), rubeola (brotes rosados y los primeros son en la parte de atrás del cuello),  hepatitis ( puede ser viral, bacteriana, tóxica o producto de una inflamación del hígado) entre varias más.

La higiene, la alimentación, los cuidados preventivos, medidas de higiene, cumplir con los días de resguardo para que la enfermedad madure y se seque la erupción son bases para una buena cicatrización. Muchas de las eruptivas mencionadas tienen sus vacunas para que no se desarrollen o si lo hacen que sea más leve, puede suceder que brote igual, eso dependerá del sistema inmunológico de cada peque.