EducaciónJuegos

Las bibliotecas y los pequeños

las-bibliotecas-y-los-pequenos.thumbnail

 Las bibliotecas resultan como un enorme baúl de tesoros en los que los pequeños pueden encontrar un inmenso registro literario, artístico, deportivo y académico. Cuidarlas, conocerlas y disfrutarlas es tarea de todos pero sobre todo un gran privilegio.

Los pequeños preescolares deben ir a las bibliotecas acompañados de alguna persona adulta o hermanos adolescentes que los cuide y también guíe en su búsqueda. En cualquier biblioteca los pequeños pueden llegar a las fuentes de información por diversas rutas: autor, título del cuento, título de la revista, nombre del libro, etc. Si no tenemos muy en claro lo que estamos buscando y tenemos idea de la temática, podemos consultar el catálogo de la biblioteca, en caso de que la entidad disponga de uno para el público. En caso contrario, el personal de la biblioteca siempre podrá orientarnos.

Es muy bueno que los padres acompañen a sus pequeños a las bibliotecas y juntos puedan descubrir las maravillas que se esconden en todas las estanterías. El mejor de los ejemplos que podemos brindar a nuestros hijos es ver como ellos también se interesan por la lectura de cuentos y libros acorde a su edad. Muchas bibliotecas organizan jornadas para que los padres con sus pequeños compartan actividades literarias.

Los libros de las bibliotecas no son de propiedad del público y deben tratarse con sumo cuidado. También algunas disponen de materiales audiovisuales y CD con la grabación de cuentos y canciones especiales para pequeños. Es importante que los padres vayan a recoger a sus pequeños media hora previa al cierre de la biblioteca y no esperar hasta el último instante. Varias veces sucede que los pequeños se quedan solos esperando fuera del lugar y esto no es recomendable para ellos.