AlimentaciónSalud

Lactancia infantil saludable

Tal como te comentamos en un artículo anterior, el desconocimiento que existe sobre la importancia de elegir el mejor agua para nuestro bebé es demasiado grande en nuestro país. Esto está demostrado científicamente, con lo que podemos prever cuántos bebés están en riesgo de ver afectada su salud a causa de la ignorancia de sus padres. Como nuestra misión es asesorarte en todo lo que podamos, hoy queremos compartir contigo los efectos negativos que una elección inadecuada del agua puede provocar en tu bebé.

Agua mineral natural

Recomendada por 9 de cada 10 pediatras, el agua mineral natural es la mejor opción para preparar biberones para los peques de hasta 2 años, ya que con ella te aseguras de que recibirá la hidratación necesaria. También te garantiza una composición segura y adecuada para que tu bebé consuma, sin necesidad de hervirla previamente, agua libre de bacterias y de microorganismos que pueden resultar nocivos para su salud. Con todo esto, se reducen notoriamente los riesgos de afecciones intestinales, tan comunes en bebés que no reciben este tipo de cuidados.

Otro dato a tener en cuenta es la mineralización del agua. Existen varios tipos de aguas minerales naturales, pero la que tu bebé necesita es la que contiene una mineralización débil. Se encontraría en un punto intermedio entre la de mineralización fuerte y la que tiene una mineralización muy débil. Con este agua deberás preparar el biberón y los alimentos que tu bebé ingiera.

Minerales que garantizan hidratación y crecimiento saludable

El agua mineral natural y de mineralización débil, como la de Font Vella, se puede conseguir en cualquier mercado. Este tipo de agua contiene dos minerales fundamentales que ayudan a la hidratación del bebé y al buen funcionamiento de algunos órganos fundamentales como los riñones. Para eso es necesario que contenga el porcentaje exacto de sodio y calcio. Estos, en la proporción justa, además de garantizarnos el funcionamiento adecuado de los riñones, nos aportan una serie de beneficios nutricionales que se pueden encontrar en otros alimentos.

No olvides que tu hijo depende exclusivamente de ti. Informándote y dándole lo mejor, estarás cuidando lo que más quieres y le ayudarás a que tenga un desarrollo saludable. Para ello, te muestro estos dos vídeos que te serán de mucha utilidad tanto si le das el pecho como si le das la leche en biberón.

httpv://www.youtube.com/watch?v=vL-qrQsPEqE

httpv://www.youtube.com/watch?v=MR0D9qqqatg