Salud

Labio leporino y paladar hendido

labio-leporino-y-paladar-hendido

 Existen varías anomalías que los peques puede padecer al nacer, entre ellas en este escrito menciono: labio leporino y paladar hendido son malformaciones en la boca y/o en el labio; ambas se desarrollan en la etapa temprana del embarazo cuando los labios y el paladar no fusionan como deberían hacerlo en ese proceso.

El labio leporino recibe un nombre en particular dependiendo el mismo de la ubicación donde la anomalía se manifiesta y cuan comprometido está la parte del labio:

  • hendidura en un lado que o se extiende hasta la nariz: unilateral incompleta
  • hendidura en un lado hasta la nariz: unilateral completa
  • hendidura de ambos lados a la nariz: bilateral completa.

Las causas de esto aún no se conocen precisamente pero se mencionan factores genéticos y/o ambientales o la combinación de ambos que afecten la evolución del feto en el desarrollo normal del mismo. Este tipo de malformación afecta directa e inmediatamente la manera en que el recién nacido va a comenzar a relacionarse con el hábito de la alimentación, infecciones y hasta pérdida de la audición, dificultades en el habla .

Con el labio leporino las dificultades para que el bebé succione no son mayores pero si está combinado con el paladar hendido ya que deberás complementar con adicionales para satisfacer sus necesidades. En el tratamiento de esta anomalía un grupo de profesionales médicos se van a encargar de que el peque pueda desarrollarse lo más normal posible: pediatra, cirujanos, médico del oído, odontólogo y otras especialidades que el médico que tenga a cargo al paciente determine.

Según las estadísticas esta anomalía la padecen 2 de cada 1000 peques y 1 de cada 750 recién nacidos, la mitad es afectada por ambas y el resto está divida en dos. Aprender a hablar para la práctica del lenguaje y la comunicación es sociedad, en el comienzo son sonidos, balbuceos y, vocales, sonidos que se relacionan con palabras etc en un peque con esta patología es difícil pasar este proceso gradual donde va adquiriendo el lenguaje en cada etapa es sumamente difícil pues la fisura se prolonga hasta la nariz, le faltan piezas dentales y/o pueden tener los dientes desordenados.