Alimentación

La vitamina C cuida los pulmones de los bebés

Slice of orange

La vitamina C es una sustancia que está presente en las naranjas, los limones, los pimientos, las espinacas, las ciruelas o las coliflores, entre otros muchos alimentos que también incluyen este nutriente y que no podrán faltar en tu dieta, especialmente si estás embarazada, ya que consumir vitamina C durante el periodo de gestación mejora la función pulmonar de los bebés.

Es por ello que fortalecer nuestro organismo con vitamina C durante el embarazo será fundamental para cuidar a nuestros peques y conseguir que lleguen al mundo con una salud de hierro y una gran vitalidad.

Y es que, según se afirma en un estudio que será presentado en la reunión anual de la Academia de Sociedades de Pediatría, que se celebra en Washington, Estados Unidos, consumir vitamina C durante el embarazo puede mejorar el estado de los pulmones de los recién nacidos, así como prevenir las sibilancias durante el primer año de vida de los pequeños, especialmente entre aquellas madres fumadoras que deciden, por muy perjudicial que resulte, no dejar el tabaco pese a encontrarse en estado de buena esperanza.

No obstante, lo mejor que pueden hacer las mujeres embarazadas para conseguir que su bebé nazca sano y con unos pulmones fuertes es dejar el tabaco, una sustancia que no contiene ningún beneficio y multitud de efectos dañinos no solo sobre la madre, sino también sobre el feto.

Sin embargo, si estás esperando el nacimiento de tu bebé y, tras haberlo intentado todo, no puedes dejar de fumar de ninguna de las maneras, no debes olvidar que ingerir una buena dosis de vitamina C todos los días mejorará considerablemente la salud pulmonar de tu hijo y hará que el tabaco resulte un poquito menos perjudicial, aunque, desde Blog Peques, te invitamos a que intentes dejar de lado este dañino vicio con el fin de ayudar a tu hijo a estar sano desde el día de su nacimiento.