Salud

La timidez, un trastorno a tomar en cuenta

¡Qué gran problema es la timidez en nuestros niños! Sobre todo cuando los adultos no podemos comprender a qué se debe, la confundimos con terquedad o no le damos la importancia que esto tiene. Todo padre de un niño con problemas de timidez debe preguntarse a qué se debe y buscar la forma de ayudarlo. Si bien lo más seguro es que solamente se trate de un carácter introvertido, no debemos descuidarnos en descubrirlo pronto porque también pueden ocultarse detrás de esa timidez otros motivos más preocupantes.

El niño tímido se manifestará como tal a partir de los 2 años ya que esa es la edad en la que se adquiere conciencia del juicio sobre sus acciones, comienzan a darse cuenta de sus errores y algunos hasta se ríen de ellos. Luego de los 4 años ya la importancia sobre la opinión de los demás crece y ante situaciones o personas desconocidas comienzan a incomodarse. Si la situación le resulta muy compleja incluso comenzarán a mostrarse los primeros síntomas de timidez.

¿Cuándo no debemos alarmarnos? Cuando el comportamiento de retraimiento se manifiesta en circunstancias concretas, aunque no por eso debemos ignorarlo, antes bien lo que corresponde es darle la seguridad que necesita para evitar que trastornos de comportamiento cuando crezca.

¿Cuándo nos debe saltar la alarma de atención? Cuando nuestro hijo muestre dificultades para relacionarse, huye de desconocidos, se aferra en forma desmedida a la persona que es su referencia o no hace cosas nuevas. Y esto realmente se convierte en cuestiones preocupantes cuando con el paso del tiempo se acentúa, no nos desesperemos apenas lo descubrimos ya que la madurez suele llevarse estas actitudes; pero si eso no sucede corremos el riesgo de que la tendencia se agrave y nuestro peque se llene de complejos y forme una baja autoestima.

  • Pingback: Perros que persiguen su cola | Blog Mascotas