Seguridad

La sillita de coche de los niños deberá colocarse al revés

Little girl sleeping in a car

Para ser una mamá perfecta, es importante que tengas muy en cuenta cuáles son las cosas que no debes hacer con un recién nacido, algo imprescindible para que a tu pequeño no le ocurra nada y se sienta muy seguro.

Y de seguridad es de lo que vamos a hablarte en esta ocasión, ya que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha afirmado que quiere que los niños que pesen menos de 18 kilos viajen en el coche en una sillita colocada en sentido inverso a la conducción, siempre y cuando el vehículo y el asiento lo permitan y el pequeño no supere los cuatro años de edad.

Se trata de una medida de prevención que permitirá que el riesgo de sufrir una lesión en el caso de que se produzca un impacto frontal se reduzca en un 75 por ciento.

Asimismo, si colocas la sillita de tu bebé al revés también reducirás hasta cinco veces las posibilidades de que tu pequeño fallezca durante un accidente automovilístico.

Y es que, si la sillita se deja ubicada en la posición que estamos acostumbrados a ver y se produce un choque frontal, el pequeño será desplazado hacia delante, lo que podrá provocarle graves lesiones en la zona del cuello y de la columna vertebral debido a que el arnés con el que se sujeta a la silla le retendrá para que no salga despedido del vehículo y ejercerá una fuerte presión sobre estas áreas el cuerpo, algo que no ocurrirá si la silla se coloca justo en la posición contraria.

  • Pingback: Evita los mareos en los viajes