Salud

La salida de dientes o dentición

Teething Baby

A partir de los 5 o 6 meses a los niños les comienzan a salir los dientes. Esta etapa termina aproximadamente hacia el año y medio.

Los primeros dientes en aparecer son los incisivos inferiores. Estos suelen ser muy graciosos, ya que dan al niño un aspecto de ratoncito. A partir de ahí dan lugar a la salida de los cuatro incisivos tanto frontales como laterales de las parte superior. En el siguiente mes continúan los incisivos laterales de la parte inferior y después las muelas traseras para finalmente aparecer los colmillos.

Cuando el niño cumple los 15 meses suele tener la dentadura completa, a excepción de las muelas que salen en segundo lugar que aparecen sobre los 2 o 3 años.

Durante la dentición las encías se hinchan e inflaman, causando mucho dolor, incluso hay bebés que padecen fiebre.

Esta etapa del bebé es muy sufrida, ya que pierden el apetito, no duermen lo suficiente, están muy irritables, etc. En su pequeña boca se da lugar el dolor, la picazón… aunque hay algún que otro diente que rompe la encía con facilidad, pero los que quedan atrapados son los más costosos y dolorosos.

Si observamos que el bebé tiene demasiados problemas, lo más común es acudir al pediatra, el cual nos ayudará a aliviar los síntomas. Durante esta etapa el babeo es muy abundante y las mamás siempre han de tener a mano baberos y paños para limpiarlo. Los niños que sufren este excesivo babeo necesitan cambiar su ropita de forma frecuente, ya no por estar húmeda, sino porque al estar en contacto con la piel puede producir salpullidos.

Si queremos aliviar su dolor, los paños fresquitos para morder le refrescan y adormecen las pequeñas encías, estos se pueden mojar e introducir en la nevera para tenerlos siempre a punto. Los juguetes especiales para la dentición también les ayuda a morder para su alivio.