Salud

La playa… y las medusas

jellyfish

Ahora en verano a los peques les encanta ir a la playa, pero debemos tomar unas medidas para evitar que les piquen las medusas, ya que suelen producir bastante dolor y molestias.

Siempre que lleguemos a la playa debemos comprobar que no hay bandera avisando del peligro de medusas, ya que en este caso nunca debemos dejar que los niños se bañen. Además, las medusas tienen un aspecto bastante inocente, por eso muchos niños pequeños pueden acercarse y tocarlas por simple curiosidad. Las medusas muertas también son muy peligrosas porque si las tocan producen reacción.

Por otra parte los bebés son especialmente sensibles a estas picaduras, ya que su sistema inmunológico todavía no está desarrollado.

En el momento que los tentáculos de una medusa rozan la piel inyectan un veneno que causa dolor, hinchazón y urticaria, aunque también puede producir mareos, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fiebre…

Si se produce una picadura debemos actuar rápidamente sacando al niño del agua y lavándole la zona afectada con agua del mar, nunca con agua dulce porque empeoraría la situación. Además conviene aplicar frío en la picadura, ya que así se reduce el dolor y la inflamación. En caso de poner hielo debemos cubrirlo con plástico para que el agua dulce no entre en contacto con la piel.

Tenemos que evitar frotar y rascar la zona y nunca debemos quitar con las manos los posibles restos que hayan podido quedar, mejor retirarlos poniéndonos unos guantes, un cubo llenándolo de agua salada o unas pinzas. Tampoco debemos cubrir la zona con arena, ya que no es eficaz. Muchas personas piensan que la orina puede reducir los efectos, pero mejor no hacer inventos.

En todo caso lo más adecuado es acudir al puesto de socorro de la playa para que la persona encargada nos ayude. Parece ser que la crema protectora del sol no evita que piquen las medusas, pero sí que puede reducir su intensidad. También conviene proteger la piel del niño con bañador y camiseta.

Para disminuir los efectos de la picadura se recomiendan ciertas pomadas que venden en las farmacias.