Salud

La pediculosis en los pequeños

la-pediculosis-en-los-pequenos.thumbnail

En varias ocasiones existen inconvenientes aparentemente sencillos que logran complicar bastante, como es la situación de los piojos. Se nota un crecimiento de su incidencia sobre todo en la época escolar. Estos diminutos parásitos son molestos y la picazón que provocan hace que generalmente en el intento de calmarla, los propios pequeños se dañen y lastimen al rascarse.

La pediculosis es una infestación del tipo parasitaria muy frecuente en edades pediátricas. El agente responsable es un parásito externo o ectoparásito que se denomina pediculus capitis o lo que es lo mismo piojo de cabeza. La dificultad para su tratamiento y erradicación definitiva se debe a varios motivos. Entre ellos la reinfestación una y otra vez siempre que el pequeño se encuentre en contacto con otros que la padecen.

También influyen las acciones terapéuticas de gran cantidad de productos que se emplean pero que no resultan eficientes, dado que los piojos han creado cierta resistencia a ellos. Es evidente además que con el ritmo ágil de la vida actual, los instantes que se utilizan o emplean para erradicar sobre todo los huevos o liendres de estos parásitos son muy escasos, lo que provoca que casi siempre los tratamientos resulten incompletos.

Tan importantes como el tratamiento será tener en cuenta algunos puntos: evitar la cercanía con la cabeza de personas infestadas, peinados adecuados, pelo recogido en las niñas, lavar con agua caliente a más de 50 grados durante cinco minutos los objetos utilizados en la ropa y cabeza, no emplear objetos de personas con pediculosis. Es fundamental una educación sanitaria a todos los niveles: escolar, familiar, en centros de deportes y juegos, sobre todo en la edad escolar.