AlimentaciónEmbarazoSalud

La lactancia materna y el descanso nocturno

Breastfeeding

En artículos anteriores hemos hablado de la importancia de la lactancia materna, esto es algo fundamental en la vida de nuestros hijos, y también es muy importante que la futura mamá tenga presente las bondades de la leche materna.

Ahora bien, algo que debemos saber es que durante las primeras semanas nuestro peque demandará de nosotras mucho tiempo para alimentarse. Esto durante el día no es mayor inconveniente, pero en la noche deberemos levantarnos varias veces por requerimiento del bebé.

La buena noticia es que a medida que pasan las semanas los tiempos de descanso de nuestro peque serán cada vez más largos y ya no será necesario despertarnos tan seguido, quizás sí a mitad de la noche, pero no por mucho tiempo.

Otra cosa importante es saber diferenciar cuando el pequeño se despierta para ser alimentado y cuándo lo hace por otros motivos; esto solo lo podrás saber a través de tu intuición materna y de la comunicación innata que surge entre madre e hijo. Si es por hambre lo mejor es que lo alimentes enseguida para que pronto retome el descanso interrumpido.

Finalmente, recuerda que en esta etapa debes estar bien alimentada y descansada, aprovecha las horas de sueño de tu hijo para dormir. De esta forma verás como todo este proceso es mucho más sencillo y llevadero.