EducaciónJuegos

La invitación a leer, es un sin fin de oportunidades

la-invitacion-a-leer-es-un-sin-fin-de-oportunidades

 Motivar a los peques al mundo mágico de la lectura, es otorgarles un sin fin de herramientas de vida que podrán utilizar siempre; es un hábito que se fomenta compartiéndolo con ellos y con el ejemplo mediante la imposición lo único que lograrás es que solo quiera evitarla. Trata de acercarle un libro como una invitación a conocer el mundo de la imaginación donde todo en aquello que crea podrá ocurrir porque la esencia de lo viable existe.

Desde la pedagogía docente os aconsejo dividir la infancia de la siguiente manera, para poder elegir la bibliografía correcta para los peques:

  •  de 2 a 4 años; es la llamada etapa simbólica, debes buscar material que incite al desarrollo de la capacidad de observación e interactivos con temas concretos
  • de 4 a 6 años; la edad rítmica implica que los amigos imaginarios y la búsqueda lejos de su entorno de personajes fantásticos, las historietas y comics, ideales
  • de 6 a 8 años;  ya poseen el sentido de la narración y disfrutan plenamente de la fantasía, las hadas y animales son personajes sumamente atractivos que con poco texto complementan el cuento
  • de 9 a 12 años; las historias de amigos o donde los sentimientos sean protagonistas, la ciencia ficción y en algunas ocasiones los de miedo para infantes.

 Si bien en la actualidad los peques tienen acceso a la posibilidad a leer por internet, una gran diversidad de material que encontrarán navegando en la web es percibir lo fantástico desde otro lugar. La relación con el material concreto es inigualable, el contacto con el libro es el modo de llegar a percibir de un modo más creativo e inteligente la realidad que lo rodea, permite desarrollar la capacidad verbal y de concentración en lo que observan o en los breves textos, por medio de esa búsqueda de información es que los sentidos se disfrutan con más libertad.

Este hábito se forma con la colaboración diaria del adulto de acercarle al niño/niña un libro con diferentes temáticas acordes a la edad, la dedicación y constancia harán que los beneficios que se obtienen de la amistad con la lectura se noten en la cotidianeidad del peque; pues desde que son chicos podrán oír las historias que le cuentes y a medida que crece podrás incorporar las imágenes con el texto que puedan comprender. Acercarlos a los libros aunque no sepan leer, muéstraselo como un estilo de vida que puedes brindarles en un momento de dispersión conjunta; crea un nexo dinámico entre ambos donde en ese puente comunicativo puedan interactuar con cambios de voces en los diferentes personajes, libros de diversos materiales y elige un momento para relajarse pero que no sea próximo a dormirse.

Otra manera de acercarle la lectura son los juegos, podrás mediante historias fantásticas recrear cuentos clásicos y en espacios donde la imaginación vive, al sentir placer en la actividad querrán volver a repetirla de diferente manera. Puedes crear ese lugar en tu casa, promoverlo en la institución educativa, concurrir con el peque a talleres de lectura, visitar bibliotecas etc combinando con las nuevas herramientas tecnológicas que les brinda la nueva educación.