Salud

La importancia de una buena pequenutrición

la-importancia-de-una-buena-pequenutricion

Los primeros años de vida serán una base fundamental en recibir una correcta nutrición para evitar secuelas negativas en el desarrollo y crecimiento del peque. Nutrición y salud infantil son básicos en la primera infancia (0 a 8 años) pues pueden provocar : impedimentos en el normal desarrollo de la conducta o la aprehensión cognitiva, disminuir el rendimiento en la capacidad de pensar lógicamente entre otras secuelas que pueden permanecer a futuro o acrecentarse con el paso del tiempo.

Si notas que tu peque tiene reacciones poco frecuentes frente a los alimentos,  estos pueden ser indicadores de enfermedades alimenticias como:

  • celíacos (no toleran la proteína llamada glúten)
  • diabetes (desorden del metabolismo en el proceso en el cual el alimento se transforma en energía)
  • obesidad (aumento excesivo de peso a edades tempranas)
  • anorexia (se describe infantil a la falta de ganas de alimentarse del lactante , las demás no son consideradas infantiles; la fisiológica, psicógena y nerviosa)
  • bulimia (atracones recurrentes u otras conductas y después hacer cualquier cosa para que el cuerpo no lo procese)
  • alergias generales: a determinados alimentos como el pescado, tomate, huevo
  • alergias lácteas (es en concreto a la leche solamente, el sistema inmunológico reacciona liberando histamina entre otras sustancias y el cuerpo lo manifiesta con náuseas, ampollas etc a veces con solo tocarla)
  • intolerancia láctea (el peque padece de una serie de síntomas cuando ingiere un producto lácteo o que lo tenga en su composición)
  • sensibilidades o intolerancias alimenticias
  • etc .

Los peques tienen necesidades básicas de calorías por día, proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales (entre ellos lácteos, verduras, frutas) y abundante cantidad de líquido para asegurar el desarrollo en el crecimiento de su pequeorganismo mediante una dieta equilibrada en la que puede guiarte un nutricionista infantil. Si la mala nutrición es un tiempo corto puede recuperarse con una alimentación intensa pero si se da en periodos prolongados no se recupera con una sana dieta y con adicionales, su organismo se ha quebrado y no hay manera de recuperarlo.

Una nutrición completa es cuando los cinco componentes básicos están presentes en la dieta habitual del peque siempre, deberás tener en cuenta: los alimentos que le gustan con aquellos que no, la actividad física que realiza, hábitos cotidianos y la edad como parámetro base. El grupo de los cinco son:

  •  lácteos: leche, yoghur, queso, ricota
  • carnes, legumbres, huevos
  • frutas y verduras
  • harinas y cereales
  • grasas y azúcares.