AlimentaciónSalud

La importancia de la vitamina E en los pequeños

Vitamin E

La Vitamina E representa el equilibrio de todas las grasas en la alimentación infantil. La encontramos en la leche materna y se constituye en una vitamina liposulubre o sea es capaz de combinarse con las grasas y absorberse junto con ellas. Sus funcionalidades son muy complejas pero fundamentales para los pequeños.

La vitamina E es la responsable principal de estabilizar todos los ácidos grados en nuestro organismo. La leche de la mamá proporciona la cantidad necesaria de vitamina E para lograr una perfecta estabilización de los abundantes ácidos grasos poliinsaturados. El conocido calostro aporta también buena dosis de vitamina E, aproximadamente cinco o seis veces más que la propia leche de la mamá. Favorece en la estimulación para que se formen las sales biliares, que facilitan a los niños en la absorción de todo tipo de grasas y demás componentes.

Muchas leches infantiles existentes en los mercados mundiales han innovado sus composiciones sobre la base de los avances científicos e investigaciones. Uno de estos descubrimientos fue sin dudas el de adicionar ácidos grasos esenciales en las proporciones correctas, a efectos de lograr que estos compuestos se estabilicen de tal manera que eviten efectos indeseables en la etapa de la oxidación.

Los pequeños alimentados con leche de su mamá contendrán mayores cantidades en su sangre de vitamina E y lograrán que lleguen a todo su organismo en las condiciones más adecuadas para una correcta nutrición.