Salud

La higiene bucal en los pequeños

la-higiene-bucal-en-los-pequenos.thumbnail

Las caries son una especie de grietas que se inician en la capa exterior del diente, o lo que es lo mismo en el esmalte. Habitualmente es originada por bacterias que ingresan a la cavidad bucal, forman una placa y luego infectan el diente. La forma de combatir esta común enfermedad es tenerlos siempre bien limpios y para ello un correcto cepillado es fundamental.

Un correcto procedimiento de cepillado no puede llevar más de tres minutos:

– limpiamos la superficie externa de cada uno de los dientes superiores, empleando el cepillo de manera horizontal, deslizándolo desde la encía hacia abajo.
– idéntica forma con los dientes inferiores, pero desde la encía hacia arriba.
– limpiamos la superficie interna de los dientes superiores, utilizando el cepillo de manera vertical.
– idéntico proceder para los dientes inferiores.
– cepillamos de manera de remolino las muelas y los denominados “sillones dentales” que empleamos para masticar. Las fibras de los cepillos dentales tienen que penetrar por todos los pliegas de la zona, evitando así que permanezcan escondidos restos de alimentos.
– limpiamos el espacio que queda entre cada diente, para lo que a menudo es importante el empleo del hilo dental o alguna escobilla apropiada pero bien fina.
– cepillar por último la lengua a efectos de evitar las bacterias.