Salud

La Hepatitis A – Parte I

la-hepatitis-a-parte-1

Cuando notas en tus hijos un malestar, debilidad, dificultades de expresión etc, pueden ser síntomas o manifestaciones del cuerpo enfermo, relacionados con alguna dolencia. Si consultas al pediatra te permitirá el diagnóstico  y un tratamiento adecuado, facilitando la evolución y así su curación con medicinas.

La Hepatitis A, es una enfermedad infecciosa producida por el virus VHA que provoca una inflamación aguda del hígado en la mayoría de los casos, las características de esta afección son : náuseas, fiebre, pérdida del apetito, fatiga, ictericia (piel y ojos amarillos), orina oscura, excremento claro y dolor de estómago. La hepatitis A se propaga por contacto o ingestión (lava con agua fría y vinagre o tibia, varias veces frutas y verduras), pues tus hijos pueden contraerla en alimentos preparados por alguna persona infectada o beber agua contaminada con el virus.

Si tu hijo/a enferma de esta afección no te enfades ni te asustes, pues no podrás colaborar en la fortaleza que debes transmitir; seguramente la institución hospitalaria lo apartará en una recámara de aislamiento para mantenerlo bajo una mejor observación. Luego los médicos evaluaran si puedes llevar al niño/a,  el tratamiento es reposo absoluto de tres semanas a dos meses, una dieta que contenga proteínas de fácil degradación, evita las grasas complejas y considera exponerlo al sol por razones preventivas.

La vacuna de la hepatitis A se aplica en inyecciones, los niños pueden recibir la vacuna entre 2 y 18 años de edad deben recibir tres inyecciones en el plazo de un año, es necesario le apliques todas las indicadas para darle al organismo: inmunidad y defensa ante el virus; enseñas con el ejemplo entonces lávate las manos después de ir al baño y antes de preparar los alimentos o comer y ellos lo aprenderán.