Embarazo

La frustración de un embarazo que no llega

Todavía hoy recuerdo cuando escuché por primera vez la expresión “se les va a pasar el arroz”, obviamente en ese momento no sabía qué intentaban decirle a la joven pareja a la que iba dirigida la frase; ahora que lo tengo claro muchas veces me he preguntado qué tan nociva es esa presión por parte de los amigos y familiares cuando en una pareja no llega el hijo deseado.

Se perfectamente, por gente cercana que pasa estos momentos de desazón y angustia, que es muy duro para una pareja que busca tener un hijo enfrentar mes tras mes una desilusión de esta magnitud; y es justamente allí cuando este tipo de frases dejan de ser graciosas. Hay que comprender que en los casos de parejas que no logran llegar al embarazo el tiempo es el peor enemigo, y muchas veces la expectación y los nervios son también una causa para que esto no ocurra.

Solamente quienes han pasado por lo traumático de esta experiencia saben bien a bien, como a medida que pasan los meses la tristeza, la impotencia y la rabia van ganando terreno y produciendo consecuencias impensadas que, incluso, podrían ocasionar la ruptura de la pareja. La más común de estas consecuencias es dejar de disfrutar la relación con placer para que pase a ser una especie de procedimiento cuyo único objetivo es la reproducción.

Por todo esto, y una vez consultado un especialista y descartada cualquier anomalía en alguno de los dos, lo que debes hacer es darle tiempo al tiempo, dejar de lado la ansiedad y cuanto menos pienses en el tema más rápido llegará ese hijo tan deseado.

  • Victoria

    LO VIVO EN CARNE PROPIA ES UN DOLOR TAN GRAN QUE NO LO CALMAS CON NADA. RUEGO UN MILAGRO TODOS LOS DIAS DE MI VIDA