Salud

La comida rápida aumenta los riesgos de padecer asma en los niños

Big and tasty burger with fries

Parece ser que hacer feliz a tu hijo cenando todos los fines de semana en un restaurante de comida rápida es todavía peor de lo que pensábamos, ya que, según se ha demostrado tras la realización del Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia (ISAAC), consumir tres o más porciones a la semana de hamburguesas, perritos calientes, patatas fritas y todo tipo de alimentos presentes en la comida rápida aumenta en un 39 por ciento el riesgo de padecer asma grave entre los adolescentes, así como en un 27 por ciento las posibilidades de que esta afección sea sufrida por los peques de la casa.

No obstante, el asma no es la única enfermedad que puede afectar a los pequeños que abusen de este tipo de insanos ingredientes, ya que la obesidad, la rinitis y el eccema son otras de las dolencias que los niños pueden sufrir si ingieren esta clase de alimentos en grandes cantidades.

Es por ello que, si deseas que tu hijo goce de una salud estupenda, deberás controlar en la medida de lo posible su alimentación y acostumbrarle, desde muy pequeñito, a comer alimentos sanos tales como frutas, verduras, carnes blancas, pescado y otros ingredientes de lo más saludables que permitan que tu peque crezca sano, fuerte y libre de estas afecciones que tantos jóvenes padecen hoy en día.

Así que olvídate de los restaurantes de comida rápida y resérvalos para ocasiones muy puntuales si lo que deseas es que tu pequeño tenga una salud de hierro. ¡Apuesta por una alimentación sana y equilibrada!