Salud

La bicicleta, el regalo más deseado

Depositphotos_9381960_l

Cuando éramos pequeños uno de los regalos más esperados en Navidad era la bicicleta. Hoy en día los niños siguen pidiendo una bicicleta a los Reyes Magos, y es que es el regalo perfecto, sobre todo en estos tiempos donde ha aumentado el sedentarismo y el sobrepeso.

Qué bicicleta elegir

Decathlon nos ofrece dos modelos de bicicletas B’twin para niños de entre 4 y 6 años. Se trata de las bicicletas Jack Pirabike y Liloo Princesse, las cuales destacan por su gran seguridad, solidez y facilidad de uso.

Las bicicletas para niños de Decathlon cuentan con un práctico sistema de frenado adaptado para niños, Stop Easy, así como un cuadro rebajado para subir y bajar fácilmente. Además, algunos elementos tienen una garantía de por vida.

Hay que señalar que estos dos modelos de bicicletas vienen preparados con guardabarros, timbre y caballete para que a los más pequeños no les falte detalle.

Beneficios en la salud

Además de ser una actividad divertida, uno de los mayores beneficios de montar en bici para los niños es el correcto desarrollo de la psicomotricidad. Otro importante beneficio de montar en bici es que incrementa la coordinación, el equilibrio y la agilidad.

La bicicleta es un medio estupendo para motivar a los más pequeños y que así descubran el deporte y realicen ejercicio físico fácilmente. La bicicleta ejercita los músculos y el corazón, contribuyendo a prevenir y a corregir el sobrepeso en los más pequeños. Por tanto la bicicleta es una buena opción para crear hábitos buenos y saludables como la afición al deporte.

Otros beneficios de montar en bici

Asimismo, el hecho de que toda la familia practique este deporte beneficia a la relación entre los padres y los hijos, ya que se ha demostrado que realizar actividades juntos tiene efectos positivos a nivel familiar y social.

Sin duda se trata de una actividad para disfrutar del tiempo libre y evitar que pasen tantas horas frente a la televisión o los videojuegos, actividades que sin duda promueven el aislamiento y el sedentarismo entre los peques de la casa.

Además la bicicleta no consume y no contamina, por lo que educaremos a los más pequeños en el respeto al medio ambiente.

Por otra parte, montar en bici es una forma de inculcarles valores tan importantes como el compañerismo, el respeto y el espíritu de sacrificio.

Por último es importante que utilicemos medidas protectoras, sobre todo los niños, como casco y rodilleras.