Alimentación

La alimentación en el recreo escolar

boy eating large sandwich

El recreo en la escuela o colegio es un tiempo de juegos, disfrutes y esparcimiento en medio de las actividades curriculares. En la mayoría de las situaciones le agregamos alguna pequeña alimentación: la conocida merienda escolar. Esta comida no solo cumple un papel en la nutrición del niño, sino que también cumple un rol importante en la socialización, en el acto de compartir una situación disfrutable.

Desde una óptica nutricional los pequeños en edad escolar y un poco antes también, necesitan hacer varias comidas en el transcurso del día, de cuatro a seis. Con esto logran satisfacer las grandes demandas de nutrientes y energía que les permitan desarrollar a pleno todas sus potencias genéticas. La merienda para los niños es de tanta importancia como las comidas principales, por lo que deben ser de la mejor calidad posible.

Por esto es que habría que realizar una planificación considerando iguales parámetros que para las principales comidas diarias. Será fundamental que esta alimentación resulte atractiva tanto para nuestros niños como para sus compañeritos de clase y logrando así que los inviten también a consumirlos. Esta merienda que disfrutan en la guardería o jardín de infantes cumpla la función de ayudar en la adquisición del hábito de alimentarse. Además así inician a adquirir otros hábitos como ser el de lavarse las manos previo a comer. Comenzarán también a tolerar con mayor facilidad estar sentados un lapso mayor sin levantarse de la mesa, inician el aprendizaje de alimentarse por si solos y a manipular los platos, vasos, etc.

Será muy valioso integrar a nuestros pequeños en la preparación de todas las meriendas, así como presentarlas de manera atrayente como por ejemplo usando diferentes colores o formas divertidas de envoltorios.