Educación

La adolescencia y sus primeras experiencias

Happy teens smiling and lying on white floor

Con la llegada de nuestros hijos a la etapa de la adolescencia comienzan las primeras medidas u opiniones discrepantes con nosotros, los padres. Su primer amor es un gran desafío, pero no siempre es tan excelente ni perfecto como ellos piensan. Son escasas las veces que las expectativas de los padres realmente coinciden con las que nuestros hijos nos presentan.

Los adolescentes experimentan escenarios novedosos que obligan diferentes maneras de razonar y actuar totalmente distintas de aquellas actitudes juveniles a las que estábamos acostumbrados. En general las expectativas no son coincidentes. Se les exponen una gran cantidad de situaciones y acciones propias de sus edades. La razón de verse con un cuerpo más desarrollado y casi perfecto, las responsabilidades como estudiantes, la utilización de los tiempos libres y dineros en efectivos, el comienzo de hacerse cargo de ciertas tareas y sus primeros noviazgos, los llevan a conducirse de manera distinta a la que estaban acostumbrados.

Por otro lado, las actitudes de los padres ante nuestro hijos adolescentes y sus nóveles experiencias se ubican marcadas por diferentes estados. Es muy natural y entendible que aparezca un sinfín de cuestionamientos, dado que las pretensiones de perfección con relación a nuestros hijos y a las selecciones que ellos mismos realizan a cualquier nivel no cesan en las fantasías de los padres. Es muy sabido que la adolescencia se caracteriza por ser una etapa mediante la cual se atraviesan demasiadas inestabilidades.

Es muy bueno favorecer todos los espacios posibles de diálogos e intercambio de opiniones en donde los padres puedan ofrecer a sus hijos los puntos de vista, adicionándole posibles recomendaciones y consejos pero sin caer jamás en ineficaces prohibiciones ni en desmedidos autoritarismos.

  • Ejemplo555

    pollo

  • logan

    que tonteria