Juegos

Jugar sin hacer demasiado ruido

Paper Craft

La mayoría de los juegos de los niños son ruidosos, pero podemos ofrecerles otras alternativas para que estén más tranquilos, sobre todo si se trata de niños nerviosos o es la hora de la siesta y no queremos que molesten.

Si un niño es más inquieto podemos dejarle que juegue al fútbol o a otra actividad que consuma bastante energía, pero a una hora prudente y en el lugar adecuado, no dentro de casa. Si se juntan varios niños y no queremos jaleo debemos preparar otros juegos que requieran de una mayor concentración y que no sean ruidosos.

En las casas donde haya jardín o un campo cerca podemos pedirles que busquen algún tipo de piedra, insecto o planta, como las piñas o las hojas. En casa pueden clasificarlas y pintarlas, por lo que pasarán bastante tiempo entretenidos.  

Si no tenemos zonas exteriores o hace mal tiempo nada mejor que hacer manualidades, como objetos de arcilla, una actividad muy entretenida y que gusta a casi todos.

También conviene tener papel, pinturas y tijeras para que se relajen dibujando y cortando. Podemos proponerles que hagan un teatro y que dibujen los personajes y el escenario.

Una buena idea es adquirir en un establecimiento especializado cartulina blanca adhesiva que pueden utilizar para diseñar y recortar sus propias pegatinas

Otra opción son los puzles, requieren una gran concentración, aunque deben ser adecuados a su edad para que no se sientan frustrados y los dejen.

Si hay varios niños en casa les daremos juegos de mesa como el parchís, la oca, las damas… estos clásicos nunca fallan. También existen otros juegos como el Trivial infantil, los juegos para formar palabras o las cartas que son muy entretenidos.

Y no nos olvidemos de los cuentos y los libros, son perfectos para que los niños estén tranquilos y de paso mejoren sus capacidades intelectuales.