Juegos

Jugar con nuestros peques, un hábito fundamental

El ser humano es un ser lúdico por excelencia, tanto así que los juegos forman parte de todas las etapas de la vida y, si bien van variando, son siempre un factor muy importante en su desarrollo, personal o colectivo. Durante la infancia el juego cumple una función absolutamente imprescindible y fundamental ya que a través del mismo el peque aprende a reconocer el mundo que lo rodea. La actividad lúdica hace que el niño sienta que ejerce un poder sobre los objetos, de esta forma modifica positivamente su autoestima, aumenta su imaginación y se desarrolla intelectualmente.

Los diferentes tiempos lúdicos

Cada juego da cuenta de la etapa de crecimiento por la que el niño atraviesa, por eso no serán jamás los mismos juegos a una edad que a otra diferente. A medida que el niño crece los juegos que le interesan son acordes a su necesidad de ampliar habilidades. Y mucho más productivo es, durante la primera infancia, el juego compartido con sus padres.

Jugar con nuestros hijos

En cuestiones de juego no importa cuanto tiempo pases o si escoges el juego más interesante, lo que interesa e influye directamente en tu hijo es cuánto te comprometes con el juego, la calidad del tiempo que le brindas; eso es lo que cuenta. Por eso es tan importante que los padres aparten una porción de su tiempo diario para jugar con sus hijos, no importa si es apenas unos minutos, lo que no puede fallar es el interés que pongas en hacerlo, recuerda que los niños son especialistas para detectar si realmente estás interesado en lo que haces. Un tiempo lúdico de calidad, además de todos los beneficios que le da a tu hijo, fortalecerá el vínculo de una manera que te sorprenderá.

Imagen | sxc.hu

  • Pingback: Diminutos walkie talkies | Blog Gadgets

  • Pingback: Emociones humanas y respuestas caninas | Blog Mascotas

  • Pingback: Birmano, un gato para la familia | Blog Mascotas

  • Pingback: El gato cartujo | Blog Mascotas