Juegos

Jugando para crecer

Toddler playing

Cuando vemos jugando a nuestros peques, además de la alegría que nos provocan esos momentos, el primer pensamiento que solemos tener es que se están divirtiendo, cuando en realidad a partir del año de edad los niños juegan para aprender. A través del juego cada peque aprende a conocer el mundo que lo rodea e incluso se conocen a sí mismos al tiempo que descubren todas las cosas que son capaces de hacer.

Juego y crecimiento

Al año de edad nuestro pequeño hijo está atravesando la etapa en que mayor desarrollo neurológico tendrá, incomparable con cualquier otro período de su vida. Este crecimiento neurológico se logra esencialmente a través de las experiencias vividas y todo lo que él investigue y logre descubrir en esa interacción con su entorno. Y esto no lo hará de ninguna otra forma que no sea el juego. Por eso, para un peque el juego no es una actividad optativa, jugar es imprescindible.

Ayudarlos a crecer jugando

La elección de los juguetes en esta etapa está a cargo de los adultos, por eso es fundamental informarse para brindarles aquellos que más los ayuden en su desarrollo. Además debemos actuar de supervisores durante el juego para evitar todo riesgo, ya que parte de las investigaciones de nuestros peques suelen ser de peligro, como la inevitable tentación por los enchufes. Nuestro papel es el de darle su propio espacio de juego pero con una vigilancia discreta. Lo demás corre por su cuenta, puedes estar seguro; tú solo disfruta de estos momentos maravillosos que te regalan tus hijos casi sin darse cuenta.