Salud

Irritación en la piel del pequeño

piel-mariposa-una-afeccion-genetica

Ni siquiera los padres más cuidadosos con la higiene de sus pequeños se salvan de observar en alguno de los cambios de pañales, la colita o partes de la ingle un poco más coloradas que lo normal. No es nada grave pero debemos de proceder para que este inconveniente no se agrande.

Tendremos que cambiar los pañales tantas veces como entendamos sea necesario. No hay que economizar con este tema, ya que lo que ahorremos en pañales lo tendremos que gastar posteriormente en cremas curativas. Si no cumplimos con esta regla principal los demás consejos no resultarán nada útiles.

Los productos ideales para el aseo personal del niño deben ser jabones líquidos que contengan Ph neutro. Se acompañará de una esponja muy delicada, el agua siempre tibia y toallitas de algodón para secarlo. No son muy convenientes los talcos ni las toallitas con perfumes, pueden resultar alérgicos. La piel de los pequeños es muy frágil y hay que tratarla muy delicadamente a efectos de no desperdiciar la grasitud que tiene como forma de protección. Para limpiarlo, muy suavemente con la esponja sin apretar demasiado al niño. El secado lo haremos con toques chicos para que absorba la humedad y sin frotar la piel.

Primero limpiaremos muslos y abdomen y luego seguiremos por las nalgas y genitales. Si es una niña iremos desde los genitales hacia las nalgas para evitar que gérmenes de las heces lleguen hasta la zona urinaria. Tanto en niños como en niñas la higiene de la zona genital tiene que ser solamente externa en los primeros meses de vida.
Una correcta higiene en nuestros pequeños será la mejor forma de prevención.

  • Pingback: Signos físicos de enfermedad en el gato | Blog Mascotas