SaludSeguridad

Intoxicación infantil con fármacos

intoxicacion-infantil-con-farmacos

Las intoxicaciones de este tipo suelen manifestarse mayormente entre el 1 y 3 años de la vida del peque, pues es cuando comienza a explorar el medio que lo rodea combinada con cierta autonomía en sus movimientos. Los fármacos como ser los analgésicos o antitérmicos que tienen en general un sabor agradable y están en cajones de muebles que alcanzan o en los botiquines donde se suben a un banquito para alcanzarlos.

Este tipo de ingestión tiene tres fases en las cuales se desarrolla:

  1. emergencia: cuando se encuentra un niño intoxicado debes llevarlo a la guardia profesional de cualquier entidad médica para retirar al peque de esta etapa,
  2. apoyo vital: sacarle la ropa, respiración y ventilar el lugar, prestando primaria atención al estado en el que se encuentra (consciente, desorientado etc),
  3.  detoxificación: cuando los médicos diagnostican para un posterior tratamiento.

En todos los casos se evalúan los síntomas que se manifiestan, pues serán indicadores de la sustancia consumida en caso de que no se sepa (no hay patrones generales) pues de la sustancia que contenía el fármaco, de esta dependerán los signos: visión borrosa, pérdida del conocimiento, erupciones específicas, taquicardia, hipotermia, palidez etc. Deben tener cuidados en no realizar determinadas acciones que siempre se han pasado entre generaciones de las familias: provocar el vómito, darle leche de beber u otros porque pueden provocar quemaduras en el tracto digestivo o no permitir a los médicos poder detectar cual es la sustancia ingerida.

Dependerá del medicamento que tomó si le hacen u lavado de estómago, si se le coloca una sonda nasogástrica, suero, antibióticos o antiflamatorios … pues habrá que determinar el estado general del paciente, con que se intoxicó para medicarlo y decidir su internación o enviarlo a su casa con las recomendaciones acordes a la situación. Hay que adecuar el hogar de otra manera cuando hay niños; manteniendo el orden, la limpieza y los lugares donde colocar las posibles “intoxicaciones” sea en lugares donde los peques no tienen acceso entonces acomodándolos espacios de la casa a los gustos de todos, con las prioridades de que hay niños/niñas en la casa.