Educación

¿Influye el orden de nacimiento en la personalidad?

10 VHdpbiBicm90aGVycyBwbGF5aW5nIGNoZXNzIGdhbWVfMDEuanBn

Los genes, y la posición que ocupa un niño entre sus hermanos, pueden influir en la personalidad, además del ambiente en el que se cría. No se trata de un hecho determinante, sino simplemente de un aumento de la probabilidad de ser de una u otra manera.

De hecho influyen muchos los factores en la formación de la identidad, y parece ser que nuestra posición dentro de los hermanos es uno de ellos. Además no se educa exactamente igual a todos los hijos, siempre se hacen diferencias aunque no lo reconozcamos.

Hijo único y hermano mayor

En cuanto a los hijos únicos parece que colaboran menos y están más mimados, pero no tiene porque ser así, ya que podemos educarles para que tengan unos buenos valores y reducir el posible egoísmo que puede aparecer al no estar acostumbrados a compartir.

El hermano mayor normalmente piensa que es superior, aunque por otra parte es más responsable, ordenado y protector. Con frecuencia es más serio, introvertido y precoz. Al ser el primero, los padres pueden tener más expectativas, generándoles una peor tolerancia a los fracasos.

Hermano mediano y hermano pequeño

Se cree que los hermanos que nacen después del mayor son más hábiles para ver las cosas desde puntos de vista diferentes al de otras personas.

El mediano, si lo hubiese, es más sociable porque tiene que tratar con el mayor y con el pequeño. Posee una gran inteligencia emocional. Por otra parte también es muy adaptable y flexible, por lo que es un muy diplomático y sociable, aunque puede que surja cierta competitividad con el mayor.

El pequeño normalmente es más rebelde. Se puede sentir solo, inferior al resto o débil y puede estar más mimado. También puede ser más arriesgado y creativo que los demás por sentirse más libre.