Salud

Inculquemos hábitos saludables a nuestros peques (VI)

habitodescanso

Hay peques que son más dóciles para adquirir determinados hábitos y otros que por sus caracteres se comportan más rebeldes a la hora de respetar algunas reglas. Una de las consignas que muchas veces los pone en esa situación de rebeldía es la de respetar la hora de dormir.

No es ajeno a los oídos de los padres la frase: ¿por qué tengo que ir a dormir si no tengo sueño?

Pues bien, para esos casos te dejamos un pequeño juego con el que podrás hacer que tu peque comprenda la importancia de un buen descanso.

- Juega con tu hijo una competencia con cronómetro en mano a ver quién puede permanecer más tiempo sin pestañear.
– Cuando alguno de los dos pestañee tendrás la oportunidad de terminar el juego y explicarle ciertos secretos.

La idea es que tu peque pueda sentir el cosquilleo o leve ardor que todos sentimos cuando esforzamos, aunque más no sea un poco, nuestros ojos. Coméntale sobre lo que acaban de hacer y cómo han descubierto que es muy difícil estar mucho rato con los ojos abiertos.

Y sobre todo, en lo bien que se siente cuando finalmente los puedes cerrar. Explícale que así como se sienten nuestros ojos cuando finalmente le damos un descanso luego de un día de trabajo también se sentirá nuestro cuerpo cuando le brindemos el descanso que tanto necesita al final de una jornada.

Verás como tu peque comprende que todo su cuerpo necesita ir a la cama temprano, si no quiere sentirse tan mal como se sentían sus ojitos justo antes de pestañear.