Salud

Importancia del agua en la salud de los peques

Baby drinking from bottle

El agua es fundamental para la vida, pero la cantidad dependerá de la edad del niño y de otros factores. La ingesta de agua debe ser suficiente para equilibrar las pérdidas y mantener un correcto estado de hidratación en los tejidos del organismo.

Bebés

En el caso de los bebés que estén con lactancia  no es necesario darles agua hasta los seis meses, ya que la leche del pecho es suficiente. Únicamente hay que darle agua si lo indica el pediatra porque está enfermo. Cuando la lactancia materna es a demanda los bebés cubren sus necesidades diarias de líquidos, que oscilan entre 800 ml y un litro de agua.

Por otra parte los bebés que se alimentan con biberón tampoco necesitan que les demos agua hasta que tienen seis meses. Para preparar el biberón, y no sólo en casa, sino también cuando estemos de viaje, es mejor utilizar agua mineral de mineralización débil que no necesitamos hervir porque no tiene bacterias peligrosas. Si utilizamos agua del grifo sí que es necesario hervirla durante un minuto. Cuando el bebé comienza a comer sólido ya podemos darles agua poco a poco.

Niños pequeños

Cuando el niño cumpla un año le tenemos que dar agua durante y entre las comidas, pero sin obligarle, ya que cuando sienta sed lo más seguro es que nos lo pida. Debemos darle siempre preferencia al agua, ya que los zumos industriales y las bebidas azucaradas no son recomendables.

La cantidad de agua para un niño de entre uno y tres años es de unos cuatro o cinco vasos al día. Esta cantidad puede incrementarse si el niño realiza bastante ejercicio, toma alimentos salados o ricos en proteínas. Para una correcta hidratación podemos ofrecerles a los niños alimentos como frutas, hortalizas y lácteos.

Es fundamental además estar pendientes cuando la temperatura supere los 30ºC y la humedad ambiental sea baja, así como en casos de diarrea o gastroenteritis, ya que es importante que tomen agua para evitar deshidrataciones.