Salud

Hábitos de higiene

Depositphotos_3090932_m

La adquisición de los hábitos de higiene en los peques es una tarea cotidiana de los adultos en complemento con ellos, participándoles de las ventajas de estar limpios/as y la importancia del aseo. Al respetar las normas de convivencia que la sociedad nos comparte permitirá la integración del mismo en el contexto cercano y también evitando infecciones, enfermedades y alergias.

Es enseñarle a lavarse las manos antes de ingerir alimentos, cepillarse los dientes antes de irse a dormir (ideal después de cada comida), guiarlo para que te avise cuando ensució su pañal, que su ropa esté limpia o cuando se note sucio sepa que debe lavarse. Elogiarlo sirve para reforzar los aprendizajes que estás haciendo con él, y realizarlos de manera lúdica les resultará atractivo para los peques e inclusive para los adultos.

La vestimenta (ropa y calzado) requieren también un cuidado en su higiene, cambiarle la ropa después de un baño y renovar la ropa interior es una condición sin objeción, sus vestimentas deben ser cómodas y holgadas para que puedan moverse libremente. Para no correr riesgos de infecciones y/o alergias es aconsajable la utilización de ropa de algodón, acorde a las temperaturas y siempre limpias.

La actividad principal en el peque es el juego e implica muchas veces que se ensucien, este hecho debes tomarlo con calma al mismo tiempo que le enseñas que cuando termina de jugar es necesario lavarse. Mantener los juguetes limpios es otra enseñanza que haces con ellos (con mi nena menor debo limpiarlos a diario y solo pueden ser de plástico), lo destacable es que al higienizar cada uno de sus juguetes, de sus ropas o calzado o cuando lo acompañes a lavarse las manos para comer o lo duches antes de dormir … lo acompañes con una sonrisa y contándole la importancia de esa acción para su cuerpo.