Alimentación

Frutas y verduras en la alimentación del niño

Cute little girl eats carrot and apples, isolated over white

Las mamás muchas veces se preguntan cuales serán los alimentos más apropiados para su hijo, ya que este es muy vulnerable ante todas las enfermedades. A un niño se le vacuna, protege, se ejercen cuidados sobre él… pero su constante crecimiento y desarrollo hace muchas veces que quede bajo en sus defensas y para ello hemos de ayudarnos con algo tan natural y básico como una buena alimentación.

Entre todos los alimentos que se pueden consumir tenemos para escoger entre sus diferentes funciones. Unos realizan mejor el papel de proporcionar energía, otros para ayudar en el desarrollo y crecimiento y otros que ejercen el papel de protectores. Estos últimos son los que nos ocupan en el aspecto que aquí queremos tratar.

Las frutas y verduras son los alimentos por excelencia que debido a la composición de nutrientes que poseen son los encargados de administrar el cuerpo todas las defensas necesarias. Los antioxidantes que contienen para ellos mismos protegerse ante las agresiones del exterior, nos sirven igualmente a nosotros, por ejemplo contra los rayos ultravioletas, los tóxicos existentes en el ambiente… cuando el niño o el adulto las consume, el organismo se protege con ellas y de esta forma las células no se dañan y se regeneran mucho mejor.

Frutas y verduras están plagados de vitaminas, esto activa el sistema inmunitario y evita que aparezcan infecciones, además las vitaminas se unen a otras sustancias orgánicas para poder establecer sus funciones.

En los niños es muy importante introducir este tipo de alimentos debido al crecimiento constante que ejercen. Podemos comprobar como médicos y especialistas siempre recomiendan incluir frutas y verduras en la dieta y la verdad que resulta bastante fácil pues son alimentos muy variados con los que se pueden realizar recetas variadas.