Salud

Fisioterapia respiratoria ante las enfermedades invernales

Ha llegado finalmente el cambio de clima, ese momento tremendo del año para los que tenemos niños pequeños, sobre todo menores de 2 años. Con los primeros fríos es muy normal que comiencen los resfriados, fiebres, infecciones y hasta en el peor de los casos, neumonías. La mayoría de estas afecciones se originan debido a la acumulación de secreciones.

Fisioterapia respiratoria

En estos casos y antes de llegar a lamentar enfermedades graves lo mejor es recurrir a la fisioterapia respiratoria, una técnica realizada por especialistas que sirve para que nuestros bebés eliminen sin dificultad las secreciones ya que facilita la expectoración. De este modo se mejora la respiración y además nos evitamos suministrarle a nuestros peques medicaciones. Con tamaños beneficios no dudes de recurrir a esta práctica cuando tu bebé tenga un cuadro de acumulación de secreciones, tos o silbidos en el pecho.

Cuándo y porqué acudir a la fisioterapia

Si un bebé tiene una gran acumulación de secreciones lo normal es que pierda el apetito, duerma mal y se encuentre muy agotado. Al recurrir al fisioterapeuta este además de hacer su trabajo enseñará a los padres a realizarle lavados nasales, lo que ayudará mucho y reducirá el número de sesiones a las que el bebé tenga que ser sometido. En caso de no haber mejoría el propio fisioterapeuta les recomendará llevar al bebé a una consulta pediátrica. No dudes en realizar todo lo necesario para que tu bebé esté bien, recuerda que su salud, como tantas otras cosas, dependen absolutamente de ti.
Imagen | sxc.hu