AlimentaciónSalud

Falta de apetito en los peques de un año

peques2

Apenas nace nuestro bebé vemos con felicidad que a lo largo de cada semana de vida su apetito va en aumento al igual que su peso. Eso a las madres primerizas suele llenarlas de felicidad y satisfacción. Sentimientos que se sienten atacados una vez que el peque atraviesa el primer año de vida y con esto comienza la etapa de la falta de apetito. Lo que pocas veces sabemos es que esto se debe a circunstancias y factores absolutamente normales y naturales.

Falta de apetito pero no de energía

Es regla general que llegando a los 15 meses de vida los niños comienzan a mostrar un apetito menor, la principal razón para que esto ocurra es que hasta ese momento la alimentación era el medio a través del cual se basaba todo su crecimiento y formación. En cambio a partir de los 15 meses aproximadamente solo se alimentan para crecer, engordar y almacenar la energía necesaria para las actividades diarias. Con lo que es natural que la cantidad de alimentos sea menor a la que necesitaban hasta ese momento.

Educando a los padres

Es fundamental que los padres estén informados acerca de estos cambios que sufrirá su peque, para evitar toda alarma y una gran cantidad de temores y disgustos. Aunque para esto también deben aprender a diferenciar cuando el peque no come porque no lo necesita a las veces que no lo hace porque no tiene ganas por estar distraído en otras cosas más divertidas. También hay factores que quitan el apetito y no están relacionados con esta etapa que estamos viendo sino que están íntimamente ligados a un malestar, desde un simple resfrío  hasta patologías mucho más complejas se manifiestan a través de la pérdida de apetito. Es en esos momentos cuando debemos estar alertas a los síntomas complementarios y acudir al médico especializado.

 

  • Pingback: ¿Crees que tu hijo puede ser hiperactivo? | Blog Ellas