Educación

¿Existe la sexualidad en los pequeños?

ninos-hiperactivos

Muchos de nosotros nos preguntamos si realmente existe en los niños la sexualidad, dado que generalmente se piensa que ésta se inicia con la etapa de ebullición de la adolescencia, se fortalece en la etapa adulta y comienza a declinar en la tercera edad. La época de la niñez jamás es mencionada cuando de sexualidad hablamos.

En realidad la sexualidad comienza a partir del día en que nacemos. Todos los bebés normales tienen impulsos sexuales sin necesidad de estimulaciones externas. Al instante del nacimiento lo primero que se interroga es si es niño o niña, o sea una clara pregunta sobre el sexo. Posteriormente les regalamos determinados juguetes, usamos vestimenta de determinados colores, promovemos actitudes específicas de acuerdo al género al que pertenezcan, pero después queremos que se comporten como personas asexuadas.

La sexualidad es generalmente definida por cuatro grandes características: carácter primario (si es niño o niña), carácter secundario (el aparato genital), carácter terciario (su funcionamiento) y carácter cuaternario (el erotismo). Considerando estos cuatro caracteres y la educación que se le brinde, el bebe tendrá la posibilidad de integrar su sexualidad conjuntamente con todos lo elementos que integran a una mujer o un hombre.

A nosotros, los adultos nos cuesta mucho recordar situaciones vividas en nuestros primeros años de vida, esto es la amnesia. Pero más aún nos cuesta recordar todo lo relacionado a la sexualidad, lo cual significa cierta dosis de reticencia y represión.

Los impulsos sexuales se inician en la adolescencia. Mamar, comer y evacuar son para el pequeño maneras de relacionarse y conocer el mundo, pero principalmente le generan placer. La sexualidad es una fuente de placer que no se limita al aparato genital, por lo tanto el placer es igual a la sexualidad y la sexualidad es igual al placer.