Embarazo

Las estrías durante el embarazo

Cuando decimos que embarazo es sinónimo de cambios no estamos exagerando, por el contrario, hasta que no lo vivas no podrás dimensionar cuánto cambia nuestro cuerpo durante esta bella etapa. Si bien es una época de felicidad y disfrute hay partes de nuestro cuerpo que sufren, como la piel si no la cuidamos adecuadamente. Uno de los grandes riesgos que corremos si no nos ocupamos a tiempo son las estrías.

Las implacables estrías

Si bien hay un sinfín de productos para combatirlas y todo el tiempo están surgiendo nuevos y más modernos, lo cierto es que las estrías afectan al 90% de las embarazadas. Con lo que la gran lucha se convertirá en ser ese privilegiado 10% que se salva de estas molestas marcas. Para poder prevenirlas debemos entender primero qué son. Es entonces, al saber que se trata de pequeñas heridas que se originan con el rompimiento de las fibras elásticas de la piel, cuando vamos a entender la importancia de mantener la elasticidad plena de nuestra piel durante todo el embarazo.

Embarazo y estética

Estéticamente las estrías son un grave problema ya que una vez que aparecieron son imborrables, además de tener 2cm o más de longitud, lo que las hace visibles. Los principales lugares donde aparecen durante el embarazo además del vientre y los pechos, son las caderas, las nalgas y los brazos. Con lo que, si no queremos padecerlas, debemos prevenirlas. La única forma, que no deja de ser falible, que hay para ello es hidratar diariamente nuestra piel, hasta dos veces por día durante el embarazo. Usando cremas anti-estrías desde el momento mismo de iniciarse el embarazo y prolongándose hasta un tiempo después de haber tenido al bebé.
Imagen | sxc.hu