Salud

Enuresis infantil (II)

enuresis

Cuando nuestros peques sufren de enuresis estamos ante un problema que requiere de una pronta detección y diagnóstico. Si bien todos los tratamientos tienen una resolución positiva, será más sencillo encontrar la solución si lo detectamos cuando el niño es aún pequeño.

Como toda problemática multifactorial, la enuresis también tiene una variedad de tratamientos con qué enfrentarla, de todas formas no se recomienda un tratamiento médico antes de los 6 o 7 años. Hasta ese momento lo indicado es tomar las medidas generales con que se aconseja a los padres en estos casos.

Cuando el niño es pequeño no le dará mayor importancia al hecho de orinarse en la cama, pero con el paso de los años comenzará la etapa de la preocupación, que mucho tiene que ver con la actitud que tomen los padres. Aunque nunca se descarta el niño rebelde que utiliza eso que llena de ansiedad a sus padres para llamar la atención.

Como es de esperarse cuando el niño es más grande este problema lo condicionará en sus relaciones sociales, como las invitaciones de amiguitos a dormir o viajes organizados por el colegio o el club, a los que se negará para no tener que enfrentar la vergüenza de sufrir incontinencia nocturna.

Cuando esto sucede es el momento oportuno para ofrecer ayuda al peque y comenzar un tratamiento, ya que no es beneficioso que pase más tiempo y además esta condición de vergüenza hará que el niño lo tome con mayor responsabilidad y compromiso. Recuerda siempre reconocer cada pequeño logro y acompañar más que nunca a tu hijo durante este proceso de maduración.