Educación

Enseña a los peques a reciclar

Funny paper recycler

Aprender a reciclar se está convirtiendo en algo totalmente necesario para los seres humanos, ya que el planeta Tierra tiene cada vez una peor salud y es vital cuidarlo lo máximo posible.

Sin embargo, los adultos no somos los únicos que debemos empezar a reciclar, sino que esta actividad también puede ser llevada a cabo por los peques con el fin de que aprendan la importancia del reciclaje y puedan ayudarte a llevar a cabo esta actividad.

Sin embargo, yo te aconsejo que, si deseas que tus niños descubran y apliquen el reciclaje, les enseñes a reciclar de un modo ameno y muy divertido.

Contenedores en casa

Aunque podemos encontrar contenedores para reciclar vidrio, papel, cartón y otros muchos elementos en prácticamente cualquier calle, reciclar será mucho más entretenido si colocas pequeños recipientes en tu propio hogar. Para ello, puedes elegir bonitos cuencos y pedirle a tu pequeño que te ayude a escribir los nombres de los productos que deberán tirarse en cada uno de ellos. De este modo, reciclar será mucho más divertido y se convertirá en un proceso que podrás empezar en tu propia casa.

Una actividad en familia

Para que tu hijo vea que tanto tú como tu pareja sois unos amantes del reciclaje y aprenda a reciclar sin ayuda, lo mejor será que, los primeros días, acudas con él hasta los contenedores para enseñarle dónde debe tirar cada uno de los alimentos que consuma, las prendas viejas que ya no utilice o los folios que haya empleado para colorear y que ya no le sirvan.

La importancia del reciclaje

Para que tu peque sepa lo importante que es reciclar, nada mejor que invitarle a descubrir todas las cosas que se pueden crear con objetos que ya no utilizamos. En este sentido, yo me inclinaría por realizar manualidades junto a tu niño empleando, por ejemplo, un bote vacío de algún alimento y decorándolo con alegres colores para convertirlo en un bonito lapicero. Otra idea consiste en hacerte con varios calcetines viejos y transformarlos en graciosas marionetas. ¡Puedes reciclar hasta un baúl si lo deseas!