Salud

Engordaderas: un sarpullido inofensivo en tu bebé

Ante la llegada de nuestro primer bebé se abre un nuevo, maravilloso y sorprendente mundo para nosotros, pero con todas esas alegrías también llegan el desconocimiento y los primeros sustos ante cosas que la mayor parte de las veces poco tienen de importantes o riesgosas.

Un ejemplo de ello son las engordaderas. A pesar del nombre tan raro, las engordaderas, en realidad son esas pequeñas manchas rojas, amarillentas o blancas que se asemejan a un sarpullido y suelen salir en los recién nacidos.

Ante la aparición de estas no debes alarmante, porque la verdad es que son absolutamente inofensivas. Tampoco debes recurrir a ningún ungüento o remedio casero ya que así como aparecen se van sin dejar huella alguna.

Las engordaderas aparecen, generalmente, inmediatamente luego de comer y por lo general en la zona de la frente. La única recomendación que debes tomar en cuenta es no tocarlas, ya que entonces sí puedes empeorar la situación provocando una infección en su delicada piel.

Fuente e imagen: soloparaellas