Embarazo

Embarazo y altas temperaturas

peques1

Estar embarazada en pleno verano y con un estado avanzado no es muy cómodo para ninguna mujer, especialmente en lugares donde el clima es pesado y muy húmedo. El bochorno se sufre especialmente durante los embarazos, además de no beneficiarnos en nada a menos que tomemos las precauciones necesarias para sobrellevarlo correctamente.

Verano, ciudad y embarazo, una mala combinación

El calor en las grandes ciudades se sufre mucho más, especialmente si estas se encuentran en zonas costeras. Entre las altas temperaturas y el calor que observe el cemento por mucho que hagamos para que el ambiente se refresque estaremos ante una lucha casi imposible de vencer. Esto es más incómodo para una futura mamá que para cualquier otra persona. A menos que estés muy saludable debes cuidarte especialmente de las bajadas de presión, estas además vendrán acompañadas de una sensación de gran fatiga. Además de deshidratarte con mayor facilidad que en otras épocas del año.

Las reglas de oro para cuidarte de estos trastornos

Lo principal es que bebas agua en abundancia, que bien puedes combinar con zumos de fruta. Evita todas las bebidas que contengan gas y las que estén muy frías. Vístete con ropa cómoda y fresca, no comas ningún alimento demasiado picante ni graso. Aprovecha las horas de temperaturas más altas para descansar en un ambiente fresco. Si te cuidas como es debido nada deberá fastidiar la hermosa experiencia de estar por tener un bebé; y además podrás disfrutar de una época tan bella como es el verano sin dificultades.

 

  • Pingback: Signos funcionales de enfermedad en el gato | Blog Mascotas