Embarazo

Embarazo a los 40

embarazada-207x300

Ultrasonido, estudios genéticos, análisis del líquido amniótico, son herramientas que usa la ciencia médica y reproductiva en función de garantizar un bebé sano a las mujeres de las cuatro décadas.

Muchas mujeres rozan el límite de los cuarenta para decidir ser madres, esperando momentos favorables en lo material, laboral, económico o sentimental. Ahora la ciencia hace posible asegurar esa maternidad, sin riesgos.

Por lo general la comunidad médica dice que hay mayores riesgos a medida que más envejece la mujer, pero el debate en torno al tema tiene otras aristas que pueden ser tan importantes como el propio hecho de tener un hijo sano en la cuarta década de la vida.

En el sitio En Plenitud se propone: “Hay que modificar la relación tradicional -mediante la cual las pautas biológicas y naturales determinaban las culturales- a otra donde la cultura y la auto determinación, regulen los ritmos biológicos”. De este modo será el cuerpo quien se adapte (ayudado por la ciencia) al tiempo donde las mujeres tengan el deseo -o la posibilidad- de convertirse en madres.

“Las sociedades occidentales parecieran dar más lugar al rol de la maternidad en aquella época de la vida donde la mujer goza de una mayor calma y tiempo, antes que a la juventud, lapso en el que muchas mujeres se encuentran en pleno desarrollo de sus carreras laborales, que se verían seguramente afectadas por la asunción del rol materno.

En estos casos, es fácil observar que el ritmo social no se sincroniza con el biológico, y es por eso que numerosas mujeres debieron muchas veces sacrificar unas de sus dos funciones: la laboral o la maternal, en pos de poder cumplir óptimamente con la otra”, concluyen.

Mientras más grande tenga sus hijos una mujer, mejor estará preparada para la crianza del hijo. Tendrá una experiencia de vida que le posibilitará tener un mayor conocimiento y madurez emocional, y podrá dar pasos más sabios en todo lo referente a la educación del niño o la niña.