Embarazo

Elige el sujetador perfecto durante el embarazo y la lactancia

??????????????????

El cuerpo de la mujer cambia durante el embarazo, y no sólo la barriga, ya que el pecho suele aumentar de tamaño a partir del segundo o tercer mes y se hace imprescindible comprar un sujetador especial para estos meses.

En las tiendas especializadas disponen de cómodos sujetadores de maternidad que se adaptan al pecho de la embarazada, evitando problemas como la pérdida de firmeza por el aumento de las mamas.

Es importante que el sujetador sea de calidad y que cuente con una banda ancha en la zona inferior que ayude a mantener adecuadamente el pecho sin presionar o ser molesto. Asimismo es aconsejable que el sujetador tenga unos cierres que posibiliten aumentar poco a poco el tamaño del contorno a medida que pasan los meses, ya que se incrementa el tamaño de la caja torácica. Por otra parte es mejor prescindir de los aros para que no se sienta presión en la zona del tórax. En cuanto a los tirantes, estos deben ser anchos y regulables para una mayor comodidad y repartir mejor el peso del pecho.

El mejor tejido es sin duda el algodón, ya que permite que la piel transpire y no se acumule el sudor, sobre todo ahora que se acerca el verano. Tampoco debe tener costuras en la zona de las copas que puedan irritar la piel.

Al final del embarazo conviene adquirir un sujetador de lactancia, ya que el pecho habrá aumentado y luego se puede aprovechar durante los meses siguientes. Este tipo de sujetador se caracteriza por cerrarse en la zona de delante o por tener una apertura en la zona de las copas, por lo que se facilita la lactancia. No debe quedar muy apretado porque dentro será necesario poner los discos de lactancia que evitarán que se salga la leche y manche la ropa.

Y por último siempre debemos pedir consejo en la tienda para que comprueben que es nuestra talla y no aprieta.