Salud

Un buen colchón para un sueño perfecto

child's bed

A veces nos quejamos de que nuestros hijos no duermen bien. Si no están enfermos o existe alguna causa, como ruido, frío o calor, tal vez el problema se deba al colchón. Escoge el mejor colchón y así descansarán tantos los pequeños… como los mayores.

Importancia de un buen colchón

La elección de un buen colchón puede prevenir la aparición de otros problemas. Muchos niños sufren irritabilidad a lo largo del día porque no han descansado bien, y además pueden aparecer problemas de salud relacionados con la espalda, las alergias y ciertas complicaciones respiratorias.

Lo primero es comprar un colchón de calidad y no dejarnos llevar por los diseños, ya que después están cubiertos por ropa de cama, por lo que no se ven. Es fundamental que el confort, los materiales y la resistencia sean los aspectos principales a la hora de la compra, si después se acompaña de diseño atractivo, pues mejor que mejor.

Recién nacidos y niños

En este caso los bebés pasan muchas horas durmiendo y es necesario que el colchón sea firme y cómodo para un correcto desarrollo físico. Debemos elegir preferiblemente un colchón fabricado en espuma viscoelástica puesto que distribuye y equilibra de forma uniforme la presión del cuerpo o de HR (espuma de poliuretano) que mantiene la firmeza elevada con una excelente acogida. Siempre tienen que ser colchones firmes.

En los niños a  partir de los tres años el colchón debe aportarles libertad para que se puedan mover como quieran. Lo mejor es asesorarse con expertos del descanso que le recomendarán el más adecuado para su pequeño.

Consejos prácticos

Es interesante elegir colchones con telas de calidad y regular la temperatura de la habitación de los niños para que no pasen ni frío ni calor. Otro consejo es escoger un colchón fabricado bajo un tratamiento antiácaros, ya que de este modo evitaremos las alergias en los más pequeños.

Entre los mejores materiales para los niños destacan los tejidos con viscosa o los tejidos strech que aportan facilidad de movimientos y materiales firmes como los muelles, HR o viscoelástica.

También debemos rechazar un colchón que esté usado, ya que puede haber perdido firmeza y estar deteriorado, por ello lo mejor es comprar siempre uno nuevo.

Otro de los cuidados del colchón es darle la vuelta cada 3 meses aproximadamente. Así durará más tiempo en buen estado. Además, es muy recomendable poner unas fundas o cubre colchones al colchón para que no se estropee. También es importante no mojarlo y no utilizarlo como zona de juegos.