Educación

El tacto en los pequeños

el-tacto-en-los-pequenos.thumbnail

 El pequeño lactante utiliza el sentido del tacto permanentemente, para descubrir y explorar nuevas sensaciones. El contacto físico y las caricias constituyen para él una fuente muy importante de placer al tiempo que estimulan su completo desarrollo.

El sentido del tacto se transforma rápidamente en uno de los más importantes para el lactante. Mediante él investiga y aprende sin cesar, descubriendo nuevas sensaciones de calidad y textura de los objetos. Quizás a través del tacto aparecerán sensaciones nuevas y también no tan placenteras como pueden resultar dolores físicos, originados por objetos punzantes, ásperos, cortantes, o bien a causa de ocasionales accidentes domésticos al dar sus primeros pasos.

Hay que reconocer que el tacto existe desde antes del nacimiento, es fundamental para las actividades exploratorias del pequeño y colabora con la organización del esquema dolor y placer. Además es primordial para el desarrollo afectivo, psicomotriz e intelectual del bebé.

También mediante el tacto logrará cotas extremadamente elevadas de placer. Las sensaciones de seguridad y calidez proporcionadas por las caricias de mamá y por el descubrimiento de sus propias regiones erógenas son algunas de las experiencias más agradables que puede vivir el pequeño. Resultan además totalmente necesarias, los pequeños desarrollados en ambientes con falta de caricias y amor, sufren notorios retrasos en su desarrollo motor, intelectual y sobre todo afectivo, así como diversas enfermedades de menor importancia y de carácter transitorio.

 

  • felipe

    no q ba busquen mas contenido