EducaciónSaludSeguridad

El pequeño entre los siete y doce meses de vida

el-pequeno-entre-los-siete-y-doce-meses-de-vida.thumbnail

 Es en el transcurso de esta etapa cuando se origina el acontecimiento tan ansiado y esperado por mamá y papá: el pequeño va a dar sus primeros pasos. El pequeño comienza a desplazarse arrastrándose, aproximadamente en el séptimo mes, manteniendo su abdomen en contacto permanente con el suelo. Posteriormente, logrará gatear sobre sus manos y rodillas y ya cerca de los once meses sobre sus pies y manos.

Simultáneamente, el pequeño conseguirá ponerse de pie, logrará caminar tomado de la mano, y un mes más tarde podrá realizarlo solo, aunque todavía con alguna manifestación de torpeza. Los primeros desplazamientos autónomos se producen entre el séptimo y octavo mes, pero habrá de pasar otro medio año antes de que el pequeño sea capaz de caminar con total seguridad. Alrededor del año, la locomoción representa la gran conquista del pequeño.

Si bien la locomoción es la principal protagonista durante este período, no se debe olvidar otros detalles y aspectos de la evolución que también tienen una gran importancia, como por ejemplo la calidad de la pinza índice-pulgar.

Las habilidades manuales en los pequeños se desarrollan hasta lograr permitirle emplear sus deditos como una pinza con la que presionar los objetos y juguetes más diminutos. Además estará en condiciones de manejar dichos objetos con mucha precisión, en especial metiéndolos y sacándolos de otros más grandes.