Salud

El peligro de calentar biberones

En lo que respecta a cuidados del bebé todo el tiempo hay que estar atentos a los cambios y recomendaciones surgidas de nuevas investigaciones por parte de los expertos en salud infantil. Una cosa que hasta hace poco tiempo podía parecernos absolutamente natural e inofensiva hoy puede descubrirse que no es tan así, con lo que se convierte en fundamental estar informados para no correr riesgos innecesarios.

Ejemplo de esto es lo recientemente descubierto por investigadores del área de la salud quienes encontraron que todos los productos fabricados con policarbonato, como los biberones, sometidos a altas temperaturas desprenden una sustancia llamada Bisfenol A, de alta peligrosidad para el sistema nervioso de los niños.

Con lo que la vieja costumbre de calentar el biberón ya preparado en el microondas se convierte en un verdadero peligro para nuestros hijos, al igual que la esterilización del mismo en el lavavajillas. Afortunadamente este estudio, realizado por expertos, se está difundiendo en todo el mundo.

Finalmente retornamos a la vieja conclusión de que nada es tan seguro como la preparación de la leche en el momento mismo en que nuestro bebé la va a consumir. Y que la forma de higienizarlo correctamente también es esta: lavándolo con un producto no abrasivo inmediatamente que el bebé termina de consumir la leche, evitando así que se seque en las paredes y luego cueste más la limpieza.

Y fundamentalmente no guardar en el biberón restos de leche para recalentar posteriormente. Lo que nos lleva a admitir que la sabiduría está en hacerlo de la forma en que lo  hacían nuestras abuelas. ;)