Salud

El pánico a los payasos, ¿cómo evitarlo?

peques2

Cuando era pequeña recuerdo las fiestas de carnaval o algunos festejos de cumpleaños de niños amigos como un verdadero suplicio para mi hermano menor, el solo hecho de ver un payaso lo asustaba de tal manera que incluso llegaba a tener fiebre, además de un llanto desconsolado del que era imposible calmarlo. Mi madre siempre tuvo que resignarse a regresar a casa con él por este motivo. Lo cierto es que en aquel tiempo desconocíamos que este temor tan grande tiene un nombre y un origen.

Se llama Coulrophobia o fobia a los payasos y es más común de lo que imaginamos entre los niños pequeños. La explicación de estos ataques de pánico están posiblemente en el maquillaje con colores excesivos, la vestimenta extravagante y las inmensas narices. De todas formas se trata de un miedo irracional y que se supera con el tiempo, tanto así que aquel pequeño aterrorizado con los años pidió una fiesta de disfraces y él mismo acabó vestido de payaso.

Lo que sabemos es que hasta los 3 años ningún niño puede diferenciar ficción de realidad, con lo que es natural que esta fobia se de en ese período de tiempo. Por eso como padres debemos prevenir estas cosas, aunque sean temporales no son nada agradables de vivir. La manera de evitar que un peque le tenga miedo a los payasos es principalmente actuar con cautela, no expongamos a nuestro hijo a una experiencia traumática con un payaso sin que antes lo preparemos para  ese encuentro.

Una manera divertida de prepararlo es pintándonos con ellos desde que son muy pequeñitos, ser payasos para nuestros peques además de ser un momento sumamente gratificante será una experiencia que lo librará de temores infundados. Un niño que crece sabiendo que detrás de un maquillaje, una peluca y una gran nariz hay alguien tan amistoso como su mamá no sentirá temor ante otros payasos. ¡Inténtalo, vale la pena! ;)